Aspectos Sobresalientes del Comercio Exterior de México en 2015: Sector Agropecuario


Aunque el año 2015 aún no ha terminado, las cifras preliminares comerciales a octubre ya apuntan a una contracción del comercio total superior al 2%, producto de caídas en las exportaciones e importaciones de 3.6% y 0.6%, respectivamente; excluyendo el episodio extraordinario de la Gran Recesión de 2009 en donde el comercio se contrajo 21.2%, el comercio de México no se había reducido desde 2001.

En esta ocasión, seguiremos un enfoque de sectores que han contribuido a reducir el impacto del crash petrolero y de una economía mundial poco dinámica, es decir, los sectores exportadores agropecuarios y las manufacturas automotrices. La siguiente Tabla pone de relieve la contribución de ambos sectores para mitigar dicha caída (0.22 y 1.48 puntos porcentuales, respectivamente).

Slide2

Slide1

Evolución Coyuntural del Sector Agropecuario por Productos

  • En el acumulado a octubre, las exportaciones agropecuarias han aumentado 7.4% anual y se ubican en 10.7 miles de millones de dólares (MMD), es decir, un poco más de la mitad de las exportaciones petroleras en el mismo período (20.6 MMD). Este buen desempeño exportador se explica, principalmente, por el aumento en las ventas de animales vivos de la especie bovina (Partida 0102) y aguacates (Subpartida 0804.40), entre otros productos, debido a una demanda mundial sólida y constante por hortalizas, frutas tropicales y becerros vivos[1].

Slide3

  • Por otro lado, las importaciones acumuladas ascienden a 9.5 MMD, y se han reducido 9.1% anual, producto de la caída en el precio mundial de los commodites que México suele importar (maíz, trigo, semilla de soya, arroz, algodón, por mencionar algunos).

Slide4

  • En el neto, se registra un superávit comercial agropecuario de 1.2 MMD, el segundo más alto desde 1995 y solamente el cuatro registrado desde 1993.

Desempeño del Sector Agropecuario Exportador Mexicano en EE.UU.

  • El TLCAN ha sido un instrumento muy poderoso y positivo de cambio estructural en el agro mexicano, aunque en sus inicios y durante su larga instrumentación se le ha considerado y llamado como “el TLCAN y la muerte del campo mexicano[1] por su gran cantidad de críticos y escépticos. A pesar de lo anterior, existe evidencia de los beneficios y eficiencias productivas logradas, al permitir que las ventajas comparativas reveladas por ambos socios se vieran reflejadas en los mercados agropecuarios.
  • La siguiente gráfica pone de manifiesto como un TLC integral como el TLCAN ha podido influir para aumentar la participación de México en un mercado tan competitivo y sofisticado como es el de EE.UU. versus otros competidores tales como Canadá y la Unión Europea (UE).

Slide5

  • Hace más de 20 años, la participación de México como fuente de las importaciones de EE.UU. no superaba 11.5% de mercado y a pesar de ser el tercer proveedor, la brecha con respecto a los dos principales proveedores tradicionales (Canadá y la UE) hubiera parecido imposible de reducir, dados los niveles de tecnificación y apoyos que los productores de dichos países recibían y reciben de sus gobiernos.
  • En 2014, México superó a la UE28 como segundo proveedor agrícola de EE.UU. y este año continuó su consolidación y se aproxima a Canadá.
  • La tendencia secular de incremento constante en la participación de México describe una carrera sólida tipo Reina Roja que sólo puede mantenerse dadas las condiciones de certidumbre y apertura de mercados que existen entre EE.UU. y México, lo que permite a los inversionistas y productores agrícolas planear estrategias de negocios de largo plazo en dicho mercado conjunto, mitigando las constantes fluctuaciones comerciales y evitando olas proteccionistas que abundan en el sector agropecuario mundial y que sólo distorsionan las decisiones intertemporales de los agentes económicos.

[1] La Jornada (22 de julio de 2007), recuperado el 16/12/2015 http://www.jornada.unam.mx/2007/07/22/index.php?section=opinion&article=002a1edi

[1] El valor de estas exportaciones se ha incrementado cerca de 50% anual, explicado en su totalidad por EE.UU.

La Geografía Nacional y la Importancia Relativa de los Ingresos por Remesas Familiares


  • Alrededor del 55% del monto captado por remesas al tercer trimestre de este año se concentró en 8 entidades federativas, tradicionalmente receptoras de este tipo de divisas: Michoacán (10.2%), Guanajuato (9.2%), Jalisco (9.0%), estado de México (6.3%), Puebla (5.5%), Oaxaca (5.3%), Guerrero (5.1%) y Veracruz (4.4%).

Slide3

  • Asimismo, el crecimiento anual de las remesas fue de 5.86% en el periodo de análisis; en términos de contribución a dicho crecimiento, las entidades federativas más dinámicas han sido: Michoacán, Jalisco, Guanajuato, estado de México, Oaxaca y Chihuahua; mientras que Coahuila, Tabasco, Tamaulipas y el Distrito Federal contribuyeron negativamente al desempeño de crecimiento de la variable.

Slide4

  • El análisis anterior es útil para describir aspectos coyunturales de las remesas regionales. Un indicador más estructural de la importancia de las remesas dentro de la economía de cada entidad federativa del país es la razón de remesas a PIB estatal.
  • La última gráfica busca cuantificar y poner en perspectiva el peso o tamaño relativo de las remesas para cada entidad federativa en 2014; sobresalen, Michoacán con 7.25%, Guerrero 6.81%, Oaxaca 6.01% y Zacatecas 5.03%.

Slide5

La Geografía Mundial de los Ingresos por Remesas Familiares de México: Acumulado al Tercer Trimestre de 2015


  •  En el acumulado al tercer trimestre de 2015, las remesas familiares ascendieron a 18.6 miles de millones de dólares, mostrando un crecimiento anual de 5.8%, superior al de 2014 (4.7%) y retomando una tendencia moderada de crecimiento, luego de sendos choques financieros-económicos en 2006, 2009 y 2012.
  • Como otras variables del sector externo (i.e. exportaciones y IED), los ingresos por remesas familiares dependen ampliamente de EE.UU. En este caso particular, la concentración es extremadamente alta (casi 96% al III Trimestre de 2015), el 4% restante se concentra principalmente entre: Canadá (1.0%), Centroamérica (0.43%), Unión Europea (0.34%), los países de la Alianza de Pacífico (0.23%) y el resto entre más de 170 economías.

Slide1

  • Ante tal concentración, Banxico ha proporcionado mayor detalle de las remesas y contamos con información de 53 entidades de la Unión Americana (los 50 estados, más Puerto Rico, Washington D.C. y un agregado estadístico con información no definida).
  • Un poco más del 56% de las remesas en el acumulado a septiembre, provienen de 5 estados, a saber, California (29.3%), Texas (14.0%), Illinois (5.0%), Nueva York (4.0%) y Georgia (3.8%).
  • A pesar de lo anterior, la relevancia del resto de los estados se refleja en los siguientes simples hechos:
    1. Indiana es igual de importante que Canadá en montos de remesas (aproximadamente 186 millones de dólares (MDD) ambos)
    2. Idaho es más grande que toda la Unión Europea (72 millones de dólares versus 63.3 MDD, respectivamente)[1]
    3. Las remesas provenientes de Connecticut son 20.2% superiores a las de toda la Alianza del Pacífico (52.4 MDD vs. 43.6 MDD)

[1] ¡Jamás he dudado de la importancia de Idaho!

Slide2.PNG

Indicadores de las Manufacturas Globales – Índice de Globalidad de las Manufacturas en México: Por Ramas – Parte I


El Índice de Globalidad de la Producción Manufacturera (IGPM) mide el grado de inserción o penetración de las CGVs dentro de una rama o la totalidad de las manufacturas de México. En términos algebraicos, IGPM se define como:

Indice de Globalidad

Donde,          PMGt = Producción Manufacturera Global en t

PMTt = Producción Manufacturera Total en t

i = Rama i de las Manufacturas de i = 3111 a 3399 (86 ramas)

El IGPM se ubican entre 0 ≤ IGPM ≤ 1, cuando IGPMi es 0 significa que dicha rama i NO está vinculada o insertada en las manufacturas globales (CGVs); de igual modo, cuando IGPMi es igual a 1, significa que dicha rama, establecida en México, está totalmente asimilada dentro de las CGV.

La magnitud de este indicador de globalidad y su tendencia a través del tiempo revelan características que podrían servir para diseñar políticas públicas. Un alto valor del IGPM va acompañado de flujos de IED y por consiguiente de transferencia tecnológica, know-how y mejores prácticas internacionales (cambio tecnológico inducido desde afuera); viceversa, ramas con bajos IGPM muestran flujos de IED escasos o nulos (algunas veces por decisiones de política interna) y el cambio tecnológico y las políticas de buenas prácticas sectoriales deben ser inducidas internamente (indigenous growth). Por lo anterior, la evolución de IGPM es una proxy de variables de amplio interés para la generación de valor agregado y que forman parte importante del VAB.

Aunque un alto IGPM es deseable, esto NO implica necesariamente un mayor consumo intermedio de origen nacional como se podrá constatar posteriormente en el caso mexicano. Por lo cual, este indicador no debe ser considerado como una estrategia integral de política industrial per se y siempre debe ser acompañado de otras medidas suplementarias.

Slide5.PNG

Las siguientes Tablas resumen el IGPM de las 86 ramas de las manufacturas en México en 2014. De las 86 ramas, 23 se encuentran por arriba del promedio manufacturero (26.97) en 2014, excluyendo servicios.

Sobresaliendo por su alta inserción dentro de las CGV, tenemos:

  • el subsector 334 – Fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos (sus 6 ramas). Cabe señalar que cuatro ramas de este subsector poseen un IGPM superior a 75%. Por lo cual, lo convierte en el subsector con mayor inserción global de nuestro país.
  • el subsector 339 – Otras industrias manufactureras (sus 2 ramas).
  • el subsector 335 – Fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica (sus 4 ramas).
  • el subsector 336 – Fabricación de equipo de transporte (4 de sus 7 ramas), aquí se encuentran el sector automotriz, autopartes y aeronáutica.
  • el subsector 332 – Fabricación de productos metálicos (2 de sus 9 ramas).
  • el subsector 333 – Fabricación de maquinaria y equipo (2 de sus 7 ramas).
  • 3 ramas misceláneas con alta inserción tales como: Fabricación de colchones, persianas y cortineros; Fabricación de otros productos de cuero, piel y materiales sucedáneos y Acabado de productos textiles y fabricación de telas recubiertas.

Slide1.PNG

Slide2.PNG

Modelos y Relaciones Ad Hoc del VAEMG: Consumo Intermedio de Origen Nacional


Consideraciones Iniciales

Analizar el VAEMG utilizando el enfoque de sus componentes (CIN y VAB) nos permite establecer lineamientos más claros de política industrial y sobretodo una estrategia de evaluación de políticas públicas.

Claramente, la estrategia e instrumentación de políticas industriales para tratar de incidir en el Consumo Intermedio de Origen Nacional (CIN) son muy distintas a las que deberían aplicarse en el Valor Agregado Bruto (VAB). En la primera, los criterios de eficiencia económica son centrales en un contexto de economía abierta inmersa en Cadenas Globales de Valor (CGVs). Para conseguir que la proveeduría nacional sea una alternativa viable para una empresa inmersa en la manufactura global, los insumos nacionales deben tener las mismas características (calidad-precio) que sus contrapartes importadas (análisis de costo-efectividad).

Por otro lado, el VAB es un concepto más elusivo, pues está ligado a productividad, innovación y cambio tecnológico, entre otras múltiples cosas (i.e. factores regulatorios, institucionales, marco legal, etc.).

En el contexto de la información del INEGI:

Tenemos la Identidad Contable: PMGt = CINt + CIMt + VABt, despejando para VABt

VABt = PMGt – CINt – CIMt

Donde:

PMGt = Producción Manufacturera Global en el periodo t

CIMt = Consumo Intermedio de Origen Importado, en el periodo t

Utilizando el enfoque técnico-productivo de la función de producción:

PMGt = F(CINt, CIMt), entonces, alternativamente:

VABt = PMGt – F(CINt, CIMt), es decir, VAB es un RESIDUO que no puede ser explicado por los insumos (nacionales e importados) utilizados en la función de producción manufacturera global; es precisamente la definición del Residual de Solow.

Caso I: Algunas ideas sobre el Consumo Intermedio de Origen Nacional (CIN)

Aunque la serie de tiempo es pequeña (12 años de 2003 a 2014), se ajustó una regresión lineal entre las razones de CIN y CIM a PMG.

Slide4

Algunos hechos estilizados de esta relación lineal ad hoc

  • El ajuste lineal resultó bastante apropiado y la R2 indica que 93% de las variaciones de la CIN/PMG (α) explican a la variable CIM/PMG (β).
  • La relación funcional resultó negativa. Un incremento de 1% en α reduce β en 1.43%, es decir, existe un efecto sustitución o competitivo entre ambos factores de producción, aunque vale la pena señalar que no estamos identificando una isocuanta en este modelo lineal ad hoc.
  • El análisis gráfico parece indicar que la información anual disponible podría agruparse en tres subconjuntos:
    • Grupo I, agruparía de los años 2004 a 2009, todos esos puntos implican una “función de producción” manufacturera global de México de bajas razones de insumos nacionales y favoreciendo el consumo de insumos importados.
    • Grupo II, agrupa los años 2003, 2010 y 2011, estos puntos parecen implicar una transición entre altas tasas de participación del consumo intermedios de origen importado hacia nacional. Sin embargo, en 2003 la transición finalmente fue hacia una mayor proporción de consumo de insumos intermedios de origen importado, mientras 2010-2011 fue lo contrario.
    • Grupo III, agrupa los tres años del periodo hito 2012-2014, como ya se había comentado anteriormente, ha sido el periodo con una mayor participación de insumos de origen nacional dentro de la función de PMG que se haya registrado.
  • Como hipótesis de trabajo, el mal desempeño mostrado en el Grupo I parece tener sus orígenes en el ascenso exportador de China dentro de las CGVs y las implicaciones mundiales sobre la combinación entre insumos intermedios nacionales-importados que las empresas globales consideraron eficiente realizar durante ese periodo. Asimismo, la parálisis en la agenda de cambio estructural también contribuyó a ese mal desempeño productivo y exportador.

Se enfatiza la palabra EFICIENTE, pues si se busca una política industrial que favorezca el consumo intermedio de origen nacional es necesario pensar en eficiencia productiva al momento de diseñar cualquier estrategia de proveeduría nacional vis-à-vis la importada. Una empresa global sujeta a rigurosa competencia, busca siempre minimizar costos, sujeta a ciertos niveles o estándares de calidad mundial.

 

Desmenuzando el Valor Agregado de Exportación de la Manufactura Global de México


Recientemente, el INEGI publicó los datos más actualizados del Valor Agregado de Exportación de la Manufactura Global (VAEMG). En 2014, el VAEMG representó 42.9% de la Producción Manufacturera Global (PMG) y marcó un nuevo máximo histórico en esta importante variable de desempeño exportador para México. Este buen desempeño se puede remontar en los inicios de la Gran Recesión, producto de la competitividad ganada en algunas ramas manufactureras tales como automotriz, autopartes, aeroespacial y fabricación de equipo no electrónico y material desechable de uso médico y el sector de servicios de comercio y autotransporte de carga general ligados a las manufacturas globales de exportación. No obstante, la PMG de México sigue ligada fuertemente a los insumos de origen importado, lo que requeriría cambios en política industrial.

Analizando el VAEMG por sus componentes, es decir, consumo intermedio de origen nacional (CIN) y valor agregado bruto (VAB), se podría tener una visión económica y productiva más integral, en términos de políticas de fomento a la productividad y competitividad sectoriales y el fortalecimiento de proveeduría nacional en un esquema de una economía abierta.

 

Slide1

Slide2.PNG

Slide3.PNG

Inclusión/Democratización del SMC: Marco Conceptual Aplicado – Mapeando el Núcleo – Cuarta Parte


Las definiciones descritas en el marco conceptual de inclusión al SMC (Ver Tercera Parte) están enmarcadas en dos dimensiones, a saber, el periodo o lapso de tiempo utilizado en este análisis (τ) y el porcentaje de las exportaciones acumuladas que se considera como un mercado relevante (α).

Con el objeto de mapear el núcleo (N), mantendremos fijas las dos dimensiones (τ, α) utilizando los siguientes parámetros: τ = tn-ti (tn ≥ ti) donde t representa el tiempo de la serie de 1948 a 2014 ( τ=67 años) y α = 95%, inicialmente, para posteriormente ir relajando τ y α. De forma compacta y funcional, tendríamos que N=N(τ,α).

Sea el índice de desempeño (ID) definido como la razón de número de veces que un país, economía y/o territorio comercial (X) ha participado dentro del mercado relevante “α”, es decir,

Ecuacion IDx

1, si se participó en el mercado relevante el año i,

0, en caso contrario.

IDx será igual a 1 ó 100%, cuando la economía X  haya participado en todo el lapso de análisis τ.

  • Los países, economías y/o territorios comerciales que SIEMPRE han participado en el lapso de tiempo τ = 67 (de 1948 a 2014) son 27 (en estricto orden alfabético): Alemania, Arabia Saudita, Australia, Brasil, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Hong Kong (China), India, Indonesia, Irlanda, Italia, Japón, Malasia, México, Noruega, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Venezuela.
  • Sin embargo, revisando la serie de tiempo apreciamos algunos cambios por cuestiones de agregación estadística (i.e. el agregado Bélgica-Luxemburgo de 1948 a 1998 y posteriormente, la separación en Bélgica y Luxemburgo) o factores geopolíticos, producto del fin de la Guerra Fría y la subsecuente desaparición de algunos participantes claves (URSS, Checoslovaquia, Alemania Oriental y Yugoslavia). Al considerar estos dos efectos, surgen 3 nuevos actores que pertenecen sin duda al núcleo: Bélgica, Rusia y la República Checa. (IDx modificado igual a 100%)
  • Por cuestiones económicas y/o políticas, 3 economías no alcanzaron un IDx de 100%, dado que en un año en particular no lograron estar dentro del mercado relevante ad hoc del 95% y su IDx fue de 98.5%; estos son los casos de Argentina en 1987 (problemas económicos severos de estabilización macroeconómica), China en 1949 (Revolución china, no se reportaron datos a la OMC) e Irán en 1952 (golpe de estado). Cabe mencionar que Irán aún no es miembro de la OMC y sería el gran ausente dentro del Núcleo del SMC[1], una vez que China y Rusia fueron aceptados como miembros de la OMC.
  • Otros dos casos similares serían: Tailandia y Hungría, cuyo IDx es de 97.0%, esto significa que solamente estuvieron ausentes en 2 años. En 1970 y 1971, en el caso tailandés, y 1991 y 1993, en el caso húngaro, por razones económicas obvias del fin de la Guerra Fría. Dado que ambas economías han permanecido en el mercado relevante el 97% de las veces y las ausencias sucedieron en un periodo muy lejano, se considera que eso no afecta su plena inclusión al Núcleo.
  • Al relajar solamente el parámetro de τ = 67 y suponiendo persistencia en el mercado relevante[2], podemos incluir a las siguientes economías dentro del Núcleo:

Cuadro paises tau relajada

  • Por lo tanto, el núcleo con los parámetros antes descritos comprendería 44 países, economías o territorios comerciales. En términos matemáticos, N(67-22, 95%) = 44. (Ver Gráfica)

Nucleo del SMC

  • El núcleo es un concepto dinámico y no monolítico. Sin embargo, al ir reduciendo el mercado relevante (α), el número de actores dentro del núcleo se reduce igualmente y la concentración e intereses económicos y políticos son más evidentes, lo que se refleja en las relaciones institucionales y el proceso de negociación dentro de la OMC. Por ejemplo, al restringir el mercado relevante exportador a α=65%, el número de economías se reduce a solamente 16 en 2014. Para mayor detalle del efecto de α sobre el número de participantes ver el Cuadro infra.

Cuadro de concentracion exportadora mundial

[1] El 26 de mayo de 2005 el Consejo General estableció un Grupo de Trabajo para que examinara la solicitud presentada por la República Islámica de Irán. La República Islámica de Irán presentó el Memorándum sobre el régimen de comercio exterior en noviembre de 2009. El Grupo de Trabajo no se ha reunido todavía. Recuperado de la OMC el 25 de noviembre de 2015 de: https://www.wto.org/spanish/thewto_s/acc_s/a1_iran_s.htm
[2] Persistencia en este contexto se define como permanecer en el mercado relevante de 95% al menos 20 años consecutivos recientes.

 

 

 

 

Inclusión/Democratización del SMC: Un Marco Conceptual – Tercera Parte


Definiciones del Inclusión dentro del SMC

Mercado Relevante Exportador: Número de países, economías y/o territorios comerciales que reportan información de exportaciones a la OMC y que han concentrado el 95% de dicha variable en el periodo de análisis. Este indicador nos proporcionará una idea de la democratización o inclusión de los participantes en el mercado relevante. El mercado relevante se divide en dos grupos de participantes: el núcleo y la zona de inclusión.

Núcleo del SMC: Se define como el número de participantes que siempre o la mayoría de las veces en el periodo histórico analizado (en este caso son 67 años de historia estadística) han estado en el índice de concentración dentro del mercado relevante ad hoc del 95% del total.

Periferia/Área de Exclusión o Marginalista: Se define como el número de participantes que siempre o la mayoría de las veces han estado fuera del índice de concentración del mercado relevante ad hoc del 95% del total, es decir, representan en su conjunto el 5% inferior de la participación de las exportaciones acumuladas realizadas dentro del SMC en el periodo de referencia analizado.

Zona de Inclusión o Área de Transición: Se define como el número de países, economías y/o territorios comerciales que han participado algunas veces en el índice de concentración dentro del mercado relevante ad hoc del 95% del total, pero que en algunos años regresan a la Periferia o en otros casos su posición exportadora se consolida y eventualmente formarán o ya forman parte del núcleo.

Marco Conceptual de Inclusion en el SMC

¿Se ha Democratizado el Sistema Multilateral de Comercio? Segunda Parte


Índice de Herfindahl-Hirschman Geográfico (IHHG)

  1. Definición y conceptos generales

Otro indicador ampliamente usado por los economistas y estadísticos para medir concentración económica de un mercado es el índice de Herfindahl-Hirschman (IHH). El IHH se define como la suma del cuadrado de las participaciones de mercado de todos los participantes (firmas/empresas) en el mercado en cuestión. En términos matemáticos:

Formula IHHG

Donde Xi es la participación de mercado de la empresa i y n es el número total de empresas en la industria. El IHH puede tomar valores de 1 a 1/n (o alternativamente 10,000 a 10,000/n), el primer caso se presenta cuando existe un solo participante en el mercado (monopolio), en la medida en que el número de participantes aumenta y su distribución porcentual de cuotas de mercado se reduce, el IHH tiende a disminuir y se mejoran las condiciones de competencia en dicho mercado (se reduce el poder de mercado).

En el contexto de inclusión/democratización del SMC, se tomará al concepto “mercado” como las exportaciones mundiales anuales y las “firmas” serán cada una de los países, economías y/o territorios comerciales en el mundo. Por esa razón, la interpretación original del IHH se modifica a un contexto geográfico y su valor, a través del tiempo, indicaría la evolución de las condiciones de inclusión/democratización dentro del SMC.

La Gráfica 2 muestra la concentración o desconcentración de las exportaciones mundiales, de acuerdo con la evolución del IHHG; asimismo, nos permite medir cuantitativamente el grado de inserción/democratización existente en el SMC. Para fines explicativos, el comportamiento del IHHG se ha dividido en 6 etapas.

GRÁFICA 2

IHHG exportaciones mundiales

Descripción y comentarios sobre las 6 etapas de inclusión/democratización en el marco del IHHG:

  1. El IHHG ha fluctuando de un máximo de 716 en los albores del GATT (1948) reflejando una estructura muy concentrada de las exportaciones después de la Segunda Guerra Mundial (SGM)[1] y un mínimo de 374 en 2008, previo a la Gran Recesión.
  2. La Etapa I (1948-1959) se caracterizó por una caída de 32.4% del IHHG (la mayor del índice en este análisis de etapas) y la inclusión de economías afectadas significativamente por la SGM, guiadas por el ascenso de Alemania Occidental que recuperó el estatus de exportador líder dentro del SMC y en una década pasó del lugar 16º en 1948 a 3º en 1959. En esta etapa se negociaron 3 rondas que consistieron básicamente en reducciones arancelarias.
  3. La Etapa II (1959-1970) consistió en la consolidación exportadora de Alemania y el ascenso de Japón como líder exportador mundial, el cual pasó del lugar 44º en 1948 al 3º en 1970. Sin embargo, como se puede apreciar, en términos del IHHG, se presenta una ligera concentración (9.7%), explicada por una estructura exportadora mundial bipolar ideológica, liderada por los países capitalistas desarrollados y en menor medida por el bloque socialista conformando su propio club exportador paralelo y el repliegue de los países en desarrollo como exportadores relevantes. Cabe mencionar que durante esta etapa se negociaron 2 rondas que consistieron en reducciones arancelarias y medidas antidumping. Sin embargo, no se aprecia una mejoría importante en la inclusión/democratización, medida a través del IHHG o el índice de concentración analizado en la Primera Parte de esta nota.
  4. La Etapa III (1970-1980/82) está fuertemente marcada por los Choques Petroleros de 1973 y 1979 y la consolidación exportadora de Japón, el abrupto aumento del precio del petróleo provocó cambios muy importantes en las participaciones de las exportaciones mundiales de los miembros de la OPEP, de un promedio histórico de 5.2% del total, durante el periodo 1948 a 1973, hasta 11.1 % (1974-1982) (Ver Gráfica 3). Estos episodios de crisis se reflejaron en una caída del IHHG de 17.4%, producto del ascenso de los miembros de la OPEP dentro del núcleo del mercado exportador relevante. Sin embargo, en términos de inclusión para el resto de los países no petroleros y en desarrollo, esta etapa es netamente excluyente. Adicionalmente, se negoció la Ronda de Tokio sobre aranceles, medidas no arancelarias y acuerdos relativos al marco jurídico. No obstante, se considera que la Ronda de Tokio “tuvo éxitos y fracasos. No logró resolver los problemas fundamentales que afectaban al comercio de productos agropecuarios ni tampoco llegó a poner en pie un acuerdo modificado sobre “salvaguardias” (medidas de urgencia contra las importaciones). En cambio, de las negociaciones surgieron una serie de acuerdos sobre obstáculos no arancelarios, que en algunos casos interpretaban normas del GATT ya existentes y en otros abrían caminos enteramente nuevos. En la mayoría de los casos, sólo un número relativamente reducido de los miembros del GATT (principalmente países industrializados) se adhirieron a esos acuerdos. Como no fueron aceptados por la totalidad de los miembros del GATT, a menudo se les daba informalmente el nombre de “códigos”[2].
  5. La Etapa IV (1980/82-1991) marca el retorno de la concentración en las exportaciones mundiales, tal como lo refleja el aumento en el IHHG a los niveles previos al auge petrolero mundial. La democratización/inclusión alcanza los peores estándares registrados, aunque mejores que los primeros años del GATT, dado que la distribución de las participaciones de las economías que conforman el SMC no era tan desigual como en 1948-1949. Se inicia la negociación de la Ronda Uruguay, ante un mundo donde la polaridad ideológica estaba por finalizar y las Cadenas Globales de Valor ya se expandían en economías donde se empezaban a implementar medidas de liberalización comercial y reformas económicas que fomentaban el libre mercado.
  6. La Etapa V (1991-2008) ha sido la de mayor inclusión mundial como lo refleja los niveles más bajos registrados en el IHHG y su tendencia descendente por 17 años. El IHHG cayó 30.1%, la segunda mayor caída después de la Etapa I; pese a lo anterior, la estructura exportadora ha sido menos desigual dentro del núcleo y la inclusión de economías periféricas más efectiva que cualquiera etapa anterior. Se alcanza el mínimo nivel del índice en 2008 (374).
  7. La Etapa VI (2008-actualidad) se presentan incrementos en el IHHG (11.9% hasta 2014) que aunque aún sigue en niveles bajos comparativamente, la tendencia parece que continuará en ascenso a razón de que: 1) la participación de China en las exportaciones mundiales no muestra aún un nivel de equilibrio, 2) magros resultados en la Ronda de Desarrollo de Doha y 3) la estrategia geopolítica de EE.UU. y la UE para implementar mecanismos alternativos al multilateralismo (por ejemplo, TPP, TTIP y multiplicación de TLCs con economías afines). Todo lo anterior no abona a que se produzca una mayor inclusión y sí una mayor concentración similar a la Etapa IV.

GRÁFICA 3

Part. % lideres selectos

[1] En ese año, Estados Unidos y el Reino Unido concentraban cerca de 33% del total exportado en el mundo.

[2] OMC, recuperado el 13 de noviembre de 2015, URL: https://www.wto.org/spanish/thewto_s/whatis_s/tif_s/fact4_s.htm

 

¿Se ha Democratizado el Sistema Multilateral de Comercio? Primera Parte


Han pasado 20 años desde la creación de la Organización Mundial de Comercio (OMC) el 1º de enero de 1995 y cerca de 7 décadas del establecimiento del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), el 1º de enero de 1948. En ese largo periodo, el comercio mundial se ha expandido a una tasa de crecimiento promedio anual de 9.1%, 161 miembros han aceptado adherirse a las reglas negociadas dentro del Sistema Multilateral de Comercio (SMC), mientras que otros 23 países observadores, se encuentran en diferentes etapas del proceso de adhesión a la OMC.[1]

Del 15 al 18 de diciembre de 2015, se llevará a cabo en Nairobi, Kenia; la 10º Conferencia Ministerial de la OMC. Luego de 14 años del inicio de la Ronda de Desarrollo de Doha en noviembre de 2001, las expectativas para una conclusión exitosa y profunda en todos los temas involucrados inicialmente se han ido reduciendo y ahora se limita a lograr avanzar en algunos temas puntuales.

Los principios básicos del SMC, plasmados en los acuerdos de la OMC, son:

  • No discriminación
  • Liberalización de manera gradual, mediante negociaciones
  • Previsibilidad
  • Fomento a una competencia leal
  • Promoción del desarrollo y la reforma económica.

En esta breve nota, trataremos algunos aspectos del último principio, en particular, se tratará de analizar si el SMC ha sido incluyente con todos los participantes que lo conforman (países, economías y territorios comerciales), mediante un punto de vista cuantitativo y utilizando algunos indicadores estadísticos simples de concentración en la variable exportaciones mundiales a lo largo de casi 70 años de información estadística disponible en la OMC.

  • Índice o Grado de Concentración

Primeramente, utilizaremos el indicador llamado Índice o Grado de Concentración de la variable exportación mundial de 1948 a 2014, distribuida para todos los participantes en el SMC a lo largo de ese lapso de tiempo. Para este ejercicio, utilizaremos una definición ad hoc de concentración y la llamaremos el mercado relevante de las exportaciones, a saber, número de países, economías y/o territorios comerciales que reportan información de exportaciones a la OMC y que han concentrado el 95% de dicha variable en el periodo de análisis. Este indicador nos proporcionará una idea de la democratización o inclusión de los participantes en el mercado relevante.

La gráfica 1 ilustra la trayectoria histórica en la participación del 95% de las exportaciones mundiales y nos arroja el número de participantes en este “mercado relevante”. Para fines ilustrativos y explicativos de inclusión/democratización, se ha caracterizado la historia de esta variable en 5 fases evolutivas.

GRÁFICA 1

Grado de Concentracion de las Exportaciones Mundiales 1

Algunos hechos estilizados sobre inclusión/democratización:

  1. La participación en el “mercado relevante” ha fluctuando de un mínimo de 45 economías, en 1991, hasta un máximo de 63 en 1953-1954 de un total de participantes de entre 145 (en 1949) a 204 (en el periodo 2011-2014).
  2. La fase A que comprendió la creación y consolidación del GATT de 1948 a 1963 se caracterizó por su mayor inclusión en el número de participantes en el mercado relevante (promedio 60), pero existió una amplia concentración en la distribución del mercado relevante (ver segunda parte).
  3. La fase B que consistió en la maduración institucional del GATT (de 1963 a 1982) marca una tendencia de concentración en la variable y la salida de al menos 6 participantes del mercado relevante hacia lo que llamaremos conceptualmente la Periferia Exportadora (o área de exclusión).
  4. La fase C marca la etapa de mayor exclusión al mercado relevante de las exportaciones mundiales (o en términos eufemísticos la menor inclusión registrada) y al menos 10 economías salen del mismo hacia la Periferia y se alcanza el mínimo de inclusión en las exportaciones en 1991 (aproximadamente 45 economías). De este hecho, surge otro concepto que se utilizará posteriormente, el Núcleo de la variable en términos de inclusión. Entenderemos por núcleo, el número de participantes que siempre o la mayoría de las veces han estado en el índice de concentración dentro del mercado relevante ad hoc del 95% del total.
  5. La fase D está marcada por varios eventos que han favorecido la inclusión en el mercado exportador mundial: la conclusión exitosa de la Ronda Uruguay y la subsecuente creación de la OMC, la consolidación de las Cadenas Globales de Valor y la inserción de economías de la Periferia hacia el mercado relevante. Esta fase revirtió las tendencias de exclusión que se mantuvieron por cerca de 4 décadas y la inclusión más importante de economías de la Periferia que se haya registrado en la historia contemporánea de las exportaciones mundiales y al menos 13 economías se agregaron al mercado relevante.
  6. La fase E está marcada por la incertidumbre y las divisiones sobre el futuro de la OMC por parte de sus miembros. El desarrollo reciente en el índice de concentración parece indicarnos que el impasse político y los problemas heredados por la Gran Recesión han empezado a cobrar factura en términos de inclusión y se corre el riesgo de que la tendencia virtuosa de inclusión iniciada en 1991 vuelva a tomar una ruta no deseada.

Conclusión: Es claro que la OMC sigue siendo considerada como una institución relevante, abierta e incluyente, lo cual se refleja en el cada vez mayor número de miembros que se han adherido a la misma; como bien lo señala su Director General Roberto Acevêdo; “Hasta ahora, la OMC ha estado a la altura de esas expectativas. Desde 1995 se han adherido a ella 33 nuevos Miembros, entre los que se cuentan gigantes como China y Rusia. Esto significa que casi todas las economías del mundo ahora forman parte de un único sistema de comercio”[2]. A pesar de las declaraciones políticas, se puede apreciar en el primer indicador de concentración que un mayor número de miembros en la OMC o GATT no ha implicado necesariamente una mayor inclusión en el mercado relevante de las exportaciones mundiales por parte de las economías de la Periferia. Sin embargo, la OMC ha sido el mecanismo y andamiaje institucionales más pertinente y eficaz para permitir que la Periferia sea incluida dentro del mercado relevante.

[1] Al 26 de abril de 2015.

 URL: https://www.wto.org/spanish/thewto_s/whatis_s/tif_s/org6_s.htm, recuperado el 12 de noviembre de 2015.

En la 10º Conferencia Ministerial, se pondrá a consideración el Paquete de Adhesión de Liberia y Afganistán a la OMC para que los Ministros adopten una decisión formal al respecto. Recuperado el 12 de noviembre de 2015:

URL: https://www.wto.org/spanish/news_s/news15_s/acc_lbr_06oct15_s.htm y

https://www.wto.org/spanish/news_s/news15_s/acc_afg_11nov15_s.htm

[2] La OMC cumple 20 años. Desafíos y logros (2015). Pp. 4 Recuperado el 12 de noviembre de 2015.

URL: https://www.wto.org/spanish/res_s/booksp_s/wto_at_twenty_s.pdf